Shopping cart

Close

No hay productos en el carrito.

#blogvalexico 10 razones para comprar productos hechos a mano
20 febrero, 2021
Posted by

Algo maravilloso de vivir en la era digital, es que podemos descubrir nuevas marcas, productos y servicios desde la comodidad de nuestro sofá o mientras esperamos en línea por un café. Lo mejor de esto, es que emprendedores, pequeños negocios y marcas sostenibles pueden promocionarse sin tener que depender de métodos tradicionales de marketing y publicidad; además de contar con la ventaja de crear una base sólida de seguidores que sin duda ayudan a compartir el contenido en las diferentes redes sociales. No es en su totalidad, pero la gran mayoría de estas marcas son de productos artesanales y hechos a mano, lo cual las hace ser parte de una economía sostenible y circular; en la que lo hecho a mano se convierte en la única alternativa sostenible ante la crisis climática a la que nos estamos enfrentando.

¿Porqué elegir productos artesanales? 

Este no es un post que tenga como propósito hablar a detalle del fast fashion (pero que si tocará hablar de ello), pero si es una parte importante del porqué debemos elegir productos artesanales y productos hechos a mano al momento de comprar. Actualmente, la industria textil es responsable del 8% de las emisiones de carbono a nivel global y del 20% de los vertidos tóxicos en ríos y mares. Y eso no es todo, al año – por lo menos en España – se desechan 326.000 toneladas de ropa … ¡es un huevo! Estas cifras por si solas son impresionantes y eso que no hablamos de las personas que trabajan en terribles condiciones y un salario cercano a cero.

Pero como dije, este no es un post dedicado al fast fashion, es un post dedicado a los beneficios económicos, sociales y ambientales de comprar productos hechos a mano. Empezare por decir que comprar productos hechos a mano no es nada más comprar una vez a tu vecina que hace cosas muy monas, o ir a un mercado y encontrar productos artesanales súper chulos y el resto de las compras hacerlas sin conciencia. Comprar productos hechos a mano es una decisión constante y que se debe de tomar cada vez que vayamos a hacer una compra; ya se que necesitamos reemplazar algo en nuestra casa o si queremos hacer un regalo a alguien especial.

Las 10 razones (definitivas) para que compres hecho a mano

1.- Técnicas y habilidades tradicionales de producción.

Empecemos por el principio, no es lo mismo un producto artesanal y/o hecho a mano que una manualidad. No pretendo descartar a las personas que hacen manualidades, su mérito tiene, pero cuando hablamos -específicamente- de artesanías, las técnicas tradicionales de producción juegan un papel bastante importante. En mucho casos, estas técnicas son aprendidas por observación y pasadas de generación en generación, lo que hace que puedan trascender en el tiempo. Una de las principales preocupaciones de la industria hoy en día es justamente que al pasar a modelos de producción masivos, estás técnicas están en peligro de extinción. Al comprar productos artesanales y hechos a mano estamos ayudando a preservar estas técnicas y evitar que se pierdan; algo que también hacen muchos artesanos contemporáneos al ofrecer talleres relacionados con las técnicas de producción… esto ya es matar dos pájaros de un tiro.

2.- Está bien pensado.

Las personas que hacen sus productos hechos a mano, lo han pensado bastante. Han pensado en el uso que se le puede dar, el diseño, los materiales y el proceso de producción. Piensan directamente en sus clientes y en la funcionalidad del producto más allá de que sea bonito o sea vea bien. Sus colecciones y producciones por lo general son pequeñas por lo mismo que piensan hasta el último detalle; pero una gran ventaja es que si se acaba alguna prenda o producto, tienen la habilidad de poder volver a hacerla aunque sea con otro tipo de estampados o colores.

3.- Materiales sostenibles.

Así como piensan muy bien en el diseño y uso del producto, piensan mucho en los materiales que van a utilizar; y afortunadamente muchos eligen materiales sostenibles. Al elegir este tipo de materiales ayudan al medio ambiente, al mismo tiempo que aseguran un producto de mayor calidad comparado con uno que no utiliza este tipo de materiales. Pero ojo que un producto sea hecho a mano, no quiere decir que automáticamente utiliza materiales sostenibles; en la tienda tenemos específicamente una categoría de productos Eco que además de ser hechos a mano son hechos con materiales reutilizados, reciclados y veganos.

4.- Mayor calidad y durabilidad.

Los dos primeros puntos culminan aquí. ¿Qué obtienes de un producto bien pensado y con materiales sostenibles o de calidad? Un producto hecho a mano, bien hecho y que durará un montón. Los artesanos, artistas y diseñadores ponen atención a cada puntada, a cada corte, a la confección y por supuesto a los materiales; que a pesar de que puedan ser o no sostenibles, eligen siempre materiales de calidad para que el producto final no sufra las consecuencias. Un producto hecho a mano durará más que una sola temporada; no por nada todos tenemos algún producto o prenda que perteneció a un abuelo o abuela y que gracias a su durabilidad han podido ser pasados por generaciones como un tesoro o herencia familiar. Esto ya es muy difícil que suceda, pero aún estas a tiempo de dejar este tipo de tesoros como herencia para tu familia.

5.- Obtienes un producto original y único.

Aunque pueda parecer que no, los productos hechos a mano hacen regalos mucho más originales que los que puedes llegar a comprar en una tienda o gran almacén. Al tener producciones pequeñas, es muy poco probable que encuentres a alguien que tenga exactamente el mismo producto; pueden tener variaciones en color, tamaño o materiales. Usar – y regalar- productos artesanales y productos hechos a mano hará que en definitiva estés a la moda y sobresalgas por tu estilo 100% original y 100% hecho a mano. En este punto es importante que pongamos atención, ya que ha habido muchos casos (en concreto uno muy reciente de Zara) en donde las marcas se “inspiran” en productos artesanales para la creación de sus líneas y se dan el lujo de decir que son originales cuando no lo son en realidad.

6.- Pueden personalizarse.

Lo menciono muy por encima en el punto #2 y es que al estar bien pensado el diseño, los materiales a utilizar y los procesos de producción, los clientes pueden optar por personalizar los productos. Si bien los artesanos, artistas y diseñadores están abiertos a hacer productos a medida, si les preguntas puedes pedirles que personalicen un producto de su línea ya existente para hacerlo aún más especial. Lo único que resaltaría en este punto, es no abusar de la personalización del producto, si es algo muy específico mejor preguntemos primero si es posible hacerse y de ser así, estar dispuestos a pagar el precio.

7.- Apoya a la economía local.

Un artesano o diseñador también elige de manera cuidadosa en donde y a quien compra los materiales para sus productos; y al momento de elegir, por lo general, elige a proveedores locales, pequeños comercios y comercios de proximidad. Esta acción que puede parecer muy simple, pero es uno de los principios de una economía sostenible; además de que al comprar de manera local se reduce la huella de carbono asociada a ese producto, haciéndolo aún más sostenible.

8.- Conoces a la personas que lo hace.

Esta es una de las ventajas que más me gusta de los productos hechos a mano. Yo tengo la fortuna de conocer a muchos artesanos y diseñadores que se dedican a crear productos muy chulos y que tienen grandes historias. Desde artesanos mexicanos, a diseñadores que optan por un modelo de producción artesanal, conocer que los ha llevado a crear cada producto y convertir su pasión en un negocio no tiene precio. Conocer a estas personas, ponerle una cara a quien ha hecho el producto que estas comprando y conocer sus historias es lo que hace mucho más humanas a las marcas y sus productos. Este aspecto es tan importante que en Valéxico existe una página de artesanos en la que les dedicamos un espacio específico a cada uno de ellos para que conozcas sus historias, y sepas que todos los productos que encontraras aquí han sido hechos por grandes personas que quieren hacer una diferencia en el mundo.

9.- Crean comunidad.

Como lo mencionaba en el punto anterior, durante el último año y medio he tenido la oportunidad de conocer a artesanos, diseñadores y artistas de diferentes nacionalidades y con distintas habilidades. Los he conocido porque se acercan a mi, porque yo me acerco a ellos o por compartir la mesa en alguna feria o mercado artesanal; y lo que más me ha gustado es ver el apoyo que hay y la bonita comunidad que se forma. Y no hablo solo de una comunidad de personas que se dedica a lo mismo, es una comunidad de personas que también confían en los productos dentro de la misma comunidad y cuando deben de comprar algo lo hacen a uno alguno de ellos que ya conocen o si no, piden recomendaciones.

10.- Consumo responsable.

Y casi por último, pero no por eso menos importante, al comprar productos artesanales y productos hechos a mano estas siendo un consumidor responsable. Cuando eliges comprarle a un artesano estas eligiendo un producto que tiene todos los beneficios mencionados anteriormente; te conviertes en un consumidor más consciente de todo lo que implica la planeación, producción y venta de un producto y el gran trabajo que realizan los artesanos, artistas y diseñadores. Al comprar un producto hecho a mano estás eligiendo una opción sostenible en la que apoyas la economía local ( o en algunos casos apoyas la economía de países en vías de desarrollo y comunidades indígenas), ayudas al medio ambiente, pagas el precio justo por un producto y por lo tanto ayudas a una sociedad más justa e igualitaria.

11.- No regatear.

Este último punto de la lista – el pilón como diríamos en México- no es un beneficio, pero si una recomendación. Si llegaste hasta acá, lo único que tengo que agregar es que cuando compres un producto hecho a mano, ya sea a un pequeño negocio o a una marca un poco más establecida, NO pidas que te bajen el precio o pidas un descuento. Los precios son lo que son por todo lo que te mencione arriba; cada artesano ha puesto el precio de su producto tomando en cuenta los materiales y la mano de obra; y puedo decir que aún así muchos los malvenden ya que el argumento que más escuchan es que su producto “es demasiado caro”; no es demasiado caro … lo hecho de manera masiva es demasiado barato.

Seamos parte de un mundo más consciente 

Ahora si que ya lo sabes, comprar productos artesanales y hechos a mano tiene muchos beneficios; son una opción sostenible a los productos hechos de manera masiva; apoyas a emprendedores, artesanos, artistas y diseñadores en el crecimiento de su marca o negocio; compras un producto único y original que en muchos casos es hecho con materiales sostenibles y con una cuidado excepcional para asegurar su calidad y durabilidad.

Si quieres empezar ya a elegir este tipo de productos, date una vuelta por nuestra tienda para explorar dentro de nuestro catálogo y para que conozcas a los socios artesanos con los que trabajamos. Comparte este post con tu amigos y familia para que al próxima vez que necesiten comprar algo para ellos o necesiten hacer un regalo puedan elegir los mejores productos hechos a mano.

Tags: ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.